Beneficios de la harina de garbanzo

Versátil, libre de gluten y repleta de proteínas son algunas de las características de la harina de garbanzo, un pequeño tesoro a nuestro alcance que podemos utilizar como cualquier otra harina. 

Incluir la harina de garbanzos en tu dieta es una buena idea teniendo en cuenta que puedes utilizarla como cualquier otra. Para enharinar, para preparar rebozados, para darle consistencia a una rica salsa, o para hacer tortas o panes tipo “pita”.

A continuación algunos beneficios de la harina de garbanzos:

  • Alta ingesta de fibra

La harina de garbanzos aporta una cantidad de fibra muy superior a la que puedes recibir de otras harinas, especialmente si hablamos de harinas refinadas. Está comprobado que una dieta rica en fibra contribuye de manera notable a mejorar el tránsito intestinal previniendo problemas muy variados, desde la aparición de diabetes, hasta el desarrollo de cáncer de colon.

  • Mejora la circulación sanguínea

El alto contenido en fibra soluble e insoluble y la presencia mínima de grasas son dos buenas "armas" contra el colesterol “malo” y resultan eficaces a la hora de prevenir problemas de hipertensión. Estudios recientes apuntan a que la harina de garbanzo mejora la circulación sanguínea y es eficaz previniendo problemas cardiovasculares.

  • Regula el nivel de glucosa en sangre

Las harinas refinadas pueden hacer que la cantidad de azúcar en sangre aumente con peligrosa rapidez (especialmente en el caso de personas diabéticas). Frente a ellas, la de garbanzos, con sus carbohidratos de lenta absorción y su bajo índice glucémico, proporciona energía sin alterar la correcta proporción de glucosa.

  • Equilibra el pH sanguíneo

La harina de garbanzo no solo resulta de fácil digestión sino que, además, es un alimento neutro (alcalino) que reduce la acidez en nuestro organismo, logrando un pH equilibrado, algo esencial para la buena salud en general.

  • Ideal para los intolerantes al gluten

Simplemente, esta harina no contiene gluten, por lo que es especialmente recomendable para personas celiacas o que presentan intolerancia a esta proteína que está en muchas de las harinas refinadas que proceden de los cereales.


Aquí te decimos algunos usos que le puedes dar a la harina de garbanzo:

- Exfoliante facial
- Rebozar
- Pan sin gluten
- Espesante para todo tipo de guisos 
- Falafel
- Crema de verduras 
- Se puede utilizar como sustituto de huevo 



Así que ahora lo sabes, no esperes más e ¡incorpora la harina de garbanzo en tu alimentación!

Adquiere tu harina de garbanzo aquí.